Llamanos 2614372023

¿QUÉ ES EL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS?

Es la utilización de todos los recursos necesarios, por medio de procedimientos operativos estandarizados, para minimizar los peligros ocasionados por la presencia de plagas. Otorga mayor seguridad tanto para técnicos, clientes y productos de las plantas industriales, y un menor impacto ambiental.

El MIP es una estrategia, que incorpora procedimientos estandarizados y herramientas, que pueden resumirse en:

» Capacitación contínua, tanto del personal de la empresa, como así también del cliente. Monitoreo de las plagas.
» Documentación, a través de planillas e informes.
» Control químico con productos domisanitarios aprobados, como complemento del manejo integral.
» Inspección periódica.
» Estrategia adaptada a cada plaga, teniendo en cuenta los antecedentes y problemáticas propias de cada lugar.
» Exclusión de las plagas y evitar el ingreso de nuevos individuos.
» Cooperación empresa de control/ cliente.
» Orden y limpieza.

El Manejo Integrado de Plagas significa anticiparse al problema, asegurando la calidad, tanto de los productos como del ambiente y las personas involucradas, disminuyendo los riesgos y generando soluciones a largo plazo.

El Manejo Holístico de Plagas (MHP) tiene su origen en la convergencia de ideas, conceptos, filosofías y experiencias de diversas personas que se han preocupado por el bienestar de la sociedad y la conservación del ambiente. Al mismo tiempo, surge en contraposición al enfoque reduccionista que impera en el MIP (Barrera, 2006).

La concepción del MHP tuvo su inspiración en varias obras, entre ellas la de Allan Savory, un biólogo de la vida silvestre nativo de Zimbabwe, que desarrolló el concepto de “Manejo Holístico” (MH) para resolver el problema de la desertificación. El MH fue definido como “un enfoque para gestionar los recursos naturales que promueve la biodiversidad, mejora la producción y genera fortaleza financiera; mejora la calidad de la vida en tanto conserva el ambiente” (Savory y Butterfield, 1999; HMI, 2007).

El MHP posee atributos que toman en cuenta el entorno social, económico y ambiental de los agricultores, y por ello, a diferencia del MIP, el centro de su atención son los clientes, no las plagas propiamente dichas. La premisa del MHP parte del supuesto que al superar los problemas más significativos que dificultan su vida cotidiana, los clientes tendrán los recursos y el interés para prestarle atención a las plagas, capacitándose para entender las causas que las provocan, y con base en ello, diseñar sistemas productivos saludables, o cuando se requiera, adquirir o adoptar la tecnología para un manejo que, respetando el ambiente y cuidando la calidad del producto, logre niveles competitivos de rentabilidad. Tomado de Barrera (2006).

BASE DE OPERACIONES: Monseñor Maresma 1061, Las Heras, Mendoza • Argentina
DISEÑO WEB EN MENDOZA TEHUENTEC